Bienvenida la peste

20:29


¿Se acuerdan de Camus? El 16 de abril de 1940, en Orán, el doctor Rieux se encontró con la primera rata. Muerta. Luego halla otra en una calle. Luego otra que sale de la alcantarilla, vomita sangre y muere. Luego se muere el portero de su edificio, luego un centenar de personas, y luego, en un concilio médico se diagnostica lo que en verdad ocurre: La peste.
Este es un buen momento para leer La Peste.
Y acordarse de paso que la peste se encarniza más con los que viven en grupos que con los que vivimos solitarios y por eso vemos a la gloria y a la peste como la cosa más banal.
Desde que leí a Camus, siempre tuve fe en la peste.
Desde que leí a San Juan, siempre tuve fe en la langosta y los alacranes y el ajenjo que amargará el mar y la bestia que saldrá del abismo y todas las delicias que harán con nuestra carne esas siete trompetas.
Tengo fe en los terremotos. En los Tsunamis. Y en la guerra.
El ser humano tiene que acabar, me digo, mientras leo el New York Times. No puede ser inferior a su destino, a su fatum, que es morir. La especie humana tiene que acabar su reinado, para que empiece el de las cucarachas.
¿Cómo les ha ido con la nueva campaña publicitaria Kleenes-gripa?
A mí me fue divinamente esta mañana hablando como mexicano y estornudando como porcino en el metro de Bogotá.
¿Qué? ¿Bogotá aun no tiene metro? ¿Y transmilenio?
Bogotá no tiene metro, pero tiene transmilenio, que es como ir en metro, pero en bus.
Todos se abrían paso ante el apestado y abandonaban sus puestos en la desbandada. Imbéciles. Todavía creen en la pandemia. Coincidencialmente, hace un mes que lanzaron los dichosos pañuelos Kleenex peste y ahora sale esta enfermedad, y no les parece sospechoso. A mí no me engañan. Inventarse una pandemia como la de 1919 que mató a 20 millones de personas, !eso sí es una verdadera campaña publicitaria de comienzos de siglo!
Bienvenida la peste. Yo sí tenía fe en la peste. Por eso he vuelto a leer a Camus.
Por no La peste. Voy a reseñarles Bodas y El verano, mañana, a la misma hora, si no me mata la influenza cochina, la influenza porcina, la peste Kleenex® Antiviral.

You Might Also Like

2 Deja un comentario

Maneki-Neco

Maneki-Neco

RADIO

FANS