Fuck Me Ray Bradbury, Rachel Bloom

2:00

20. Uno que lo haya sorprendido por malo (reto 30 libros)

Houellebcq

1. Leo un artículo entusiasta sobre la impresión de libros en China, que se ha puesto de moda entre las trasnacionales de libros en idioma español. El entusiasta, de cuyo nombre no quiero acordarme (se llama Juan David Correa Ulloa y el piedepágina dice que también es editor y periodista y ahora alto funcionario del estado colombiano) describe los procesos de edición actual que utilizan a China como maquila de la edición. Contenedores con dos millones de ejemplares del último premio Español de Novela llegan por mar a los puertos de Latinoamérica y Europa, y todos creen que se editaron en un taller de la calle Pedro de Creu en Barcelona. Sugiere entonces que Colombia puede competir con China en impresión de calidad, ya que aquí hay buenos insumos y mano de obra muy barata. Lo que resulta cierto, porque somos dóciles colonias en edad fértil, pero luego sugiere que eso es participar de la cadena del libro, lo que no resulta tan cierto, y si se tiene en cuenta los cargos del entusiasta resulta ingenuo, o peor, cínico. Olvida, por supuesto, que es sólo la impresión de hojas lo que se hace en China. Pero lo que contienen las hojas se decidirá siempre desde Barcelona y Madrid. Lo que nos inunda el mercado en el planeta tierra se decide en Júpiter. Así es posible que aquí se vendan miles de libros al mes, aunque esos libros no sean nuestros libros. Y el comentarista entusiasta, que ha escrito libros por encargo y que hace reseñas cual poemas de Ezra Pound en la prensa y hoy trabaja como asesor del libro para el ministerio correspondiente (el mismo que patrocina la verbena es el que nos vende el aguardiente) le parece fantástico que Colombia ingrese al mercado del libro (léase literatura universal), como impresor de hojas.

2. Cuando a uno le ofrecen tres productos iguales pero uno de ellos más caro que los otros, hay distorsión de la calidad. Amparados en la duda del cliente, los ofertantes sólo se preguntan: ¿cuánto está dispuesto a pagar este hijueputa? Si está dispuesto a pagar 40.000 ¿por qué le voy a cobrar 20.000?

3. ¿Hay algo peor que un buen libro mal editado? Sí: un mal libro bien editado.

4. El hallazgo de 6 esqueletos de homínidos con 2.000.000 de años de antigüedad en las montañas Suizas lleva a 3 paleoantropólogos a imaginar lo que estaban haciendo juntos en el momento de hallar la muerte. Lo que parece ser un arma, ha sido hallada junto a los cadáveres congelados. Uno de los signos de presencia humana casi siempre es un arma. Matar es un instinto de especie. En ella se pone a prueba el futuro de la misma, pero también la solidaridad, las leyes sociales, la alegría. Por eso la guerra es un espectáculo: el de la brutalidad del hombre y la fragilidad de sus normas erráticas. Por eso seguimos haciendo guerritas, y seguimos filmándolas y escribiendo novelitas bélicas. Pero lo curioso de la noticia no es la antigüedad de los cuerpos, que hace coincidir a los ancestros del hombre de nuevo en las colinas europeas, casi como una prueba más del origen eurocentrista de la civilización. Lo sorprendente, son esos homínidos que tratan de precisar qué estaría haciendo los otros homínidos cuando les cayó encima una tormenta de nieve milenios ha.
Si en el momento del hallazgo sobreviniera la inversión de los polos y les cayera una helada, o una polución volcánica, o una inundación repentina que anunciara el fin del cuaternario, y en el año 4534 tres buzos paleoantropólogos, o tres nativos de los nuevos polos navegaran o bucearan en lo que en las postrimerías del quintiario fue un país centroeuropeo y entonces será el fondo de la mar, o una isla subtropical, y encuentran un campero blindado con un laboratorio clínico en la carrocería y, adentro del carro, los cuerpos de seis homínidos del año 2009 junto a otros 6 homínidos que datan de seis mil años, y se preguntasen ¿qué estaban haciendo estos tipos en el momento de la inversión polar, a qué conclusión llegarían?

5. Las montañas en que nací fueron alguna vez el fondo del mar. En la casa de mi nona las puertas se trancaban con caracoles fósiles que se desraizaban con las malezas de los jardines. ¿Me pregunto qué estarían haciendo los caracoles en el momento en que cayó el meteorito del Golfo de México del terciario?

6. El motor de superbúsqueda ATX (Arcadia Thesaurus X) para la entrada “libro” en el año 2456, realizó un acervo sintético sobre mil billones de registros relacionados con la historia de acopio del conocimiento de humanos de la primera edad. Las siguientes son algunas de sus abducciones:
“Este milenario objeto civilizatorio fue erradicado por un modelo de negocio informático al romperse la cadena de producción y pasar el monopolio del acceso a las plataformas de distribución de contenidos web 2.0. A comienzos del siglo XXI el libro de papel se vendía aun en almacenes de hormigón ferruginoso hermético que se llamaban Centros Comerciales junto a las naranjas, las lechugas y las papas que por entonces no eran transgénicas ni producidas en los laboratorios Nestlé Inc de todo el mundo, sino traídas directamente del campo a las ciudades. El campo era la tierra fértil donde se producían los principales alimentos para el consumo humano de hombres de la primera edad. Aunque la vigencia de este primitivo formato de archivo humano, el libro, empezó a menguar a comienzos del siglo xx (después de cinco siglos de hegemonía de la imprenta) con el advenimiento de internet, el número de adeptos (ver lector), disminuyó, y el libro físico impreso en papel sólo podía conseguirse hacia 2100 en anticuarios especializados. La extinción del oficio de editor y de escritor y del librero se dio al mismo tiempo en el potsmilenio, aunque el último oficio, el de librero, obtuvo una extendida vigencia a la par de los últimos coleccionistas de libros, que siguieron adquiriéndolos durante cien años y sólo se detuvo definitivamente con la llegada de la web 10.1 que vinculó el pensamiento humano a las maquinas de cálculo Apple Inc; y desapareció, definitivamente, con la implantación del gen bibliográfico X101 extraído por clonación de las muestras de ADN de los cinco grandes de la primera edad (Einstein, Borges, Russell, Chomsky y Levy Strauss) en el feto de los nacientes no nacidos. Desde entonces, gracias a la legislación a favor de la eugenesia que permitió la llegada de la segunda edad del hombre se hizo innecesario el uso de bibliotecas físicas para tener acceso a los conocimientos de la primera edad humana. Los Centros Virtuales de Acopio del Legado Histórico, Científico y de la Memoria de la Primera Humanidad (CHPH) mejor conocidos como Humanotecas, repartidos en las sedes de las 3000 principales universidades (y doce más en estaciones interestelares) hicieron innecesarios los edificios destinados a las bibliotecas físicas. Los CHPH (Humanotecas) se convirtieron así en los dispositivos donde era posible conservar el saber de la primera evolución sin necesidad de originales físicos y sin riesgo de perder el saber desarrollado. Los primeros CHPH con infraships Panasonic Inc tuvieron capacidad para almacenar la información de hasta 1´000.000.000.000 de cerebros humanos; dos años después, los teracerebros, actualizados con genes de donantes con altos coeficientes intelectuales fueron almacenados en plusultracerebros para ser implantados en el genoma de los hombres de la segunda edad.
La conclusión abducida por esta búsqueda “libro” destaca: La importancia del libro para los hombres de la primera edad no puede soslayarse, porque la influencia y el poder que irradió en momentos cúspides del desarrollo de la primera edad como el Renacimiento y la Modernidad desapareció con el salto informático. El libro fue el único modo de acopio del saber humano durante dos mil años puesto que permitió las conexiones necesarias para el salto cibertelequinético (nota extraída del artículo Teoría del fin de los libros, por Úrsula Stäel, bibliotecóloga adscrita al primer CHPH de Suramérica 2050). /Evolución. Iniciada la técnica por impresión manual y tallado sobre cortezas de árbol (libro significaba corteza de árbol) pasó luego a recogerse en cueros de caprinos, que se borraban para incluir nuevo saber (palimpsesto) y en fibras de papiro con geroglíficos (escritura egipcia). Los chinos inventaron el papel y la caligrafía. Los sumerios la escritura cuneiforme. Los pobladores del océano Sahara (desierto del Sahara antes de la cuarta inversión polar, o glaciación) la numeración arábiga. Sistemas discretos que evolucionarían lentamente durante dos mil años (Del artículo Sistemas discretos y Atlas Mnemosine, Aby Warburg III, Historiador adscrito al MIT, 2060). /En el informe del doctor Renato Descartes (El crepúsculo de los lectores, Sorbona VII, redactado en el año 2502), el sabio antropoide recordaba que en sus inicios a los libros sólo tenían acceso los sacerdotes y taumaturgos -hombres- que tenían el poder de orientación tribal. En Alejandría, costa afroeuropea subecuatorial, antes de la cuarta glaciación, surgió el primer centro de acopio de libros en todos los formatos, como contribución obligatoria de los marineros que tocaran el puerto. Las cuevas Qumram en el mar muerto sirvieron de depósito a documentos heréticos, proscritos por la religiosidad crónica de la época. Dos mil años después la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos poseía un ejemplar de cada libro y manuscrito y documento que se haya redactado en los últimos setecientos años en todos los rincones del planeta. Cuando un libro se registraba en las oficinas de derechos de autor, una copia era rebotada a la biblioteca del Congreso. Estos eran indexados por afinidades temáticas y permanecían a disposición de los principales centros de investigaciones del mundo. La biblioteca del congreso fue suplantada por la figura CHPH, que luego fue adoptada por todas las naciones en la decimo quinta conferencia de la ONUC, después de la tercera guerra del agua.” Fuente: Arcadia Thesaurus X, abducción y síntesis de un billón de registros para la entrada “Libro”, a solicitud del usuario Stanislaus Bhor30124567, nacido en la región subaustral amazónica, calle de la inundación, Chía 220002, Reserva Forestal Colombia, Estados Suramericanos Unidos de Brasil.

7. Lo anterior es un ejemplo de descripción imparcial (sin intervención) que busca disfrazar de absurdo lo que hoy nos parece normal y cotidiano. El ejercicio ha sido practicado con más fortuna por Verne, Philip Dick, Vonnegut, Lem, Bradbury, Shiel, Borges, y con menos fortuna estética pero más acierto documental por Michel Houellebecq, cuya Posibilidad de una isla, a mí, humanoide de la primera edad, me ha parecido un libro ininteligible y exiguo. Hollouebecq, como todos saben, fue asesinado por fanáticos musulmanes en una de las acciones más salvajes e imperdonables que se hayan cometido contra la Internacional del Espíritu. Lo cual perenniza su leyenda, pero no hace a su obra mejor de lo que fue. ¿Uno que me haya sorprendido por malo...? La posibilidad de una isla. Leer post aquí.

 
¿Y qué tal la cara de Bradbury al ver el video de Rachel Bloom?
Fuck Me Ray Braddbury por Rachel Bloom

You Might Also Like

0 Deja un comentario

Maneki-Neco

Maneki-Neco

RADIO

FANS